BIOGRAFÍA

Nació en 1981. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, formación que actualmente sigue ampliando, y profesor de Lengua y Literatura en un Instituto público de Educación Secundaria. Ha colaborado asiduamente con la revista Otras Palabras; ha participado en multitud de actos literarios y ha publicado dos obras premiadas: La Risa de Momo (Carcajedia en cinco actos) y La mano que busca el despertador, poemario por el que es miembro distinguido de la plataforma cultural "Raíces de papel". De esta manera se dedica a la Literatura, especialmente al teatro y a la poesía, en todas sus vertientes: estudiándola, creándola y transmitiéndola.

DIME QUÉ TIENES EN EL BLOG Y TE DIRÉ QUIÉN ERES.

Como afirma este refrán, cada blog es reflejo de su dueño. El mío es un desierto, como la vida misma: parece que hay poco, o nada, pero en realidad hay una corriente de viento invisible preparada para agitarse y levantar una polvareda de arena a su paso.
A mediados de Julio sabré si hay decisiones que conducen a la derrota o a la victoria. De momento el campo de batalla está silencioso, inmóvil, e impregnado de la tensión propia de antes de las grandes hazañas de futuro incierto.
Hasta que llegue el momento no dejará de sonar en mi interior "Waiting for the miracle", de Leonard Cohen; durante el gran momento sonará "Not to touch the earth", de The Dooors; al terminar, la banda sonora de mi vida habrá finalizado y se hará el silencio.
Entonces me tocará hablar con los pies en la tierra. Espero que se mantenga firme. Espero que no se convierta en fango y me trague como las arenas movedizas que nunca he visto sino en pesadillas.
En cualquier caso, sobre la tierra o bajo ella, quiero creer que cuando todo termine, me espera el fin de la batalla, la voz de la calma y la placentera recuperación de las heridas.

2 comentarios:

  1. Y nosotros, siempre nosotros, y las palabras... Todas, grandes y pequeñas, con su risa y su llanto, con los brazos abiertos y una copa de vino en la mano...

    Besos,
    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Un amigo me dijo que nunca llueve eternamente...y, aunque lo parecen, los desiertos no son eternos y, antes o después, siempre aparece el mar. Mientras tanto, sabes que no estás solo en el camino y hay unos cuantos locos para escribir contigo un poema a los espejismos, para celebrar la llegada al océano y para no dejar nunca que te atrapen las arenas movedizas...
    Mil besos

    Bego

    ResponderEliminar