BIOGRAFÍA

Nació en 1981. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, formación que actualmente sigue ampliando, y profesor de Lengua y Literatura en un Instituto público de Educación Secundaria. Ha colaborado asiduamente con la revista Otras Palabras; ha participado en multitud de actos literarios y ha publicado dos obras premiadas: La Risa de Momo (Carcajedia en cinco actos) y La mano que busca el despertador, poemario por el que es miembro distinguido de la plataforma cultural "Raíces de papel". De esta manera se dedica a la Literatura, especialmente al teatro y a la poesía, en todas sus vertientes: estudiándola, creándola y transmitiéndola.

LA FILOSOFÍA DEL BAÚL

Todos sabemos lo que duele querer algo y no tenerlo. Pero más duele tener algo y no quererlo.
Muchos podrán aferrarse a aquello de que quien no arriesga no pierde. De esta manera se evita el sufrimiento de verse como Ícaro, a quien se le derritieron las alas por querer volar tan alto. Pero las cuentas pendientes embadurnan la mirada de polvo, y quien no arriesga tampoco gana.
En caso de caída o accidente, siempre queda la venganza del nuevo intento o, al menos, la satisfacción de no haberse resignado.
Dejando aparte la filosofía del baúl que se abre y se cierra en el doméstico interior de un hogar, puedo decir que yo tuve, soñé y arriesgué; y que, después de volar y sufrir, hoy soy un adolescente enamorado, un fauno alado con la luna llena entre sus dedos, un Ícaro empuñando la corona del sol...
Muchas gracias a todos los que no cortáis alas.

2 comentarios:

  1. Muy cierto, amigo mío...
    Si no arriesgas no ganas y si te caes, pues pones un poco de pegamento a las alas y a volar de nuevo...

    Me siento muy afortunada de compartir algunas plumas de Ícaro contigo...

    Besos y de nada,
    Carmen

    ResponderEliminar
  2. es cierto que hay que arriesgar para ganar aunque se te puedan derretir las alas

    ResponderEliminar